Desde:  Hasta: 
 Ayuda 
 - 
Pulso-Mundo Político

Irresponsable, hacer política electorera con los pobres

619 palabras

En fechas recientes algunos personajes políticos han hecho diversas aseveraciones respecto a la política social del país, por lo que la Sedesol considera pertinente y oportuno hacer las siguientes precisiones:

A diferencia de otras administraciones, el actual gobierno federal fortaleció las políticas sociales mediante un manejo responsable de las finanzas públicas para enfrentar las crisis alimentaria y financiera internacionales de 2008 y 2009.

Cabe destacar que a raíz de la crisis de 1994-95, justo en la transición entre las administraciones de los ex presidentes Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, la pobreza llegó al 69 por ciento de los mexicanos, nivel máximo desde que se tiene registro.

Por lo anterior, resulta lamentable que algunos aspirantes a puestos de elección popular utilicen cifras distorsionadas, que no corresponden a la realidad, con el único propósito de confundir a la población e intentar manipular a los electores.

Con el propósito de orientar a la población, la Secretaría de Desarrollo Social informa que de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) las medidas tomadas para enfrentar las recientes crisis económicas y financieras mundiales han sido las adecuadas, ya que de no haber contado con programas sociales como Oportunidades y 70 y más habrían al menos 1.7 millones de personas adicionales en situación de pobreza extrema, con lo que se evitó que 2.7 millones de personas padecieran pobreza alimentaria.

El propio Coneval ha informado que las entidades donde más aumentó la población en pobreza extrema fueron el Estado de México, Veracruz, Jalisco, Yucatán y Querétaro.

Cabe mencionar que desde el año 2000 y hasta la fecha se ha registrado una tendencia a la baja en los niveles de pobreza alimentaria. Particularmente, entre 2000 y 2010, la incidencia de pobreza alimentaria pasó de 24.1 a 18.8 por ciento, una reducción de 22 por ciento.

Incluso en los peores años de la crisis que llegó de fuera y lamentablemente afectó a todos los mexicanos, las políticas sociales protegieron más a quienes menos tienen. Por ello, en ese mismo periodo la desigualdad social disminuyó. Este resultado presenta un gran contraste a las crisis del pasado que invariablemente aumentaron la desigualdad, favoreciendo a los más ricos y en perjuicio de los más vulnerables.

Recientes evaluaciones de Coneval destacan que el esfuerzo de la Sedesol se ha enfocado en apoyar a las familias que menos tienen. Por ejemplo:

Incrementaron en 50 por ciento los apoyos para las familias beneficiarias con los programas Oportunidades y de Apoyo Alimentario.

Aumentó en un millón el número de familias beneficiarias de estos programas, por lo que hoy uno de cada tres mexicanos recibe transferencias del gobierno federal.

Por estas razones y a favor de la construcción de una sola política social en todos los órdenes de gobierno, la Secretaría de Desarrollo Social considera necesario no partidizar y mucho menos utilizar los programas sociales y sus resultados con fines proselitistas.

Por ejemplo en la respuesta ante desastres naturales, ha quedado demostrado que se obtienen mejores resultados cuando se ha trabajado de manera conjunta y sin colores partidistas para apoyar a la población afectada.

En esos casos el gobierno federal, gobiernos estatales y municipales, junto a la sociedad civil, han trabajado como un solo equipo para atender las contingencias naturales en Veracruz, Nuevo León, Tamaulipas, Oaxaca, Tabasco, Estado de México, Guerrero y Coahuila, por citar algunos estados.