Desde:  Hasta: 
 Ayuda 
 - 
Reportajes-Reportaje Especial

Carlos Sarabia reclama a Ana Rosa su regreso al PAN

943 palabras

180px-Ana_Rosa_PayanCarlos Sarabia Barrera regidor de representacion proporcional de la Coaliciòn "Todos Somos Yucatàn" (TSY), creada en 2007 por Ana Rosa Payan Cervera para competir y "hacer perder al PAN" favoreciendo con ello el triunfo de Ivonne Ortega, la encara con un largo escrito publicado en Por Esto!, que a continuacion reproducimos en sus partes medulares (y que al estar en la red se convierte en material divulgable). El artìculo puede ser visto integramente en la pagina electronica de Por Esto!, de ayer lunes primero de febrero.

"El caso es que la consejera del Inaip regresará al PAN y apoyará a don Salvatore Vitelli -si lo pronuncian con acento italiano se oirá mejor-, "el revividor de esperanzas, el vivificador de almas, el águila que lucha contra las tempestades, el profeta que probablemente salve al PAN de las garras patricistas", según evangelio lopezescoffieno.

Y como estuve envuelto en aquel crack que hizo perder la gubernatura a Acción Nacional, como formé parte de TSY y lo he representado los últimos dos años y medio en el Cabildo meridano, tengo derecho a hacer algunas reflexiones sobre la extraña petición de perdón y reconciliación de la consejera del Inaip que, dicho sea de paso, y dando muestra de esa congruencia que tanto cacarea, seguramente renunciará en los próximos días al puesto que ocupa en ese organismo." "También rememoré que tras nuestra salida del PAN en 2007, tras la exitosa campaña que hicimos y tras ganar tres posiciones políticas, Todos Somos Yucatán pudo alcanzar categoría y niveles más altos si no hubiera sido por el protagonismo, ambición y complejo de abeja reina, de lideresa moral, de la ex alcaldesa.

Su séquito de damas "obreras" e incondicionales, le ha hecho perder piso. Mucho daño. Asqueroso escuchar para todo que "a Ana Rosa nadie puede contradecirla, nadie debe cuestionarla", ¿verdad Hilda Sánchez? Cosas como ésas acabaron con TSY. Además, su terquedad de tomar decisiones sin hacernos partícipes a los que teníamos cargos de elección y de designar por dedazo a los dirigentes de TSY "porque Ana Rosa así lo ha decidido".

"Debo decir que Ana Rosa nunca me comentó, y creo que tampoco a los demás militantes de TSY, que su renuncia o abandono sería temporal. Por el contrario, sostuvo siempre que trataríamos que la asociación civil convirtiérase en partido regional. "

Trabajaremos por la democracia", afirmaba. Eso fue en 2007. Tres años después, sorpresivamente, la señorita Payán ha considerado que "aquellos que dirigen el PAN han recobrado las convicciones democráticas que habían perdido"; aseveración increíble porque, apenas unas semanas antes, la ex alcaldesa había declarado a la prensa que "el PAN continúa secuestrado". Ante esta doble moralidad, ante el repentino cambio, preguntémonos: ¿qué ganancia tendrá la contadora por su probable regreso espectacular y qué le prometieron? Porque los que conocemos bien a la Ana Rosa de la actualidad sabemos que no da salto sin huarache. " "Con una frasecita, búrlase la contadora de la incondicionalidad de quienes le creyeron: "Mi salida de 2007 fue una acción netamente personal". Ah, ¿fue personal? Entonces, después de todo, ¿los cientos de anarrosistas que renunciaron no cuentan? Luego fueron manipulados en aras de cumplir el berrinche de la abeja reina, para sacarla con su gusto, para tener quien hiciera alharaca tras su rabieta.

Sí, estimados meridanos y pueblo de Yucatán, esto lo descubrí en algún momento de los últimos dos años y medio: Ana Rosa no renunció al PAN porque háyanse perdido las convicciones democráticas, ni tampoco por dignidad, ni porque una facción pisoteara la democracia interna (que sí la pisoteó y sigue pisoteando). Nada de eso.

Renunció porque no soportó, protagonista y ambiciosa como es, que no la ungieran candidata a la gubernatura. Y conste que los patricistas sí implementaron descarado fraude interno para imponer a Xavier. " Ana Rosa apuesta a la falta de memoria histórica de la ciudadanía, de los panistas militantes y de los anarrosistas. Hago notar que la contadora arrepentida por amor, pidió perdón sólo a panistas que se quedaron y a simpatizantes.

Para los que dieron todo por ella no hubo el mínimo gesto. A éstos, sigue tratándolos como borregos que reciben órdenes. Como si nada hubiese sucedido, como si fuese el día siguiente de aquel 31 de enero de 2007 cuando la ex alcaldesa enamorada renunció, pareciera que oímos que ordena a los borregos, perdón, a los anarrosistas que se fueron tras ella: "No sean rencorosos, muchachos, dejen atrás los recuerdos, den vuelta a la página, inicien de nuevo el camino. Aquí no pasó nada, me confundí, hice mi berrinche; vuelvan porque así lo quiero". "

Los seres humanos no debemos quedarnos estancados en el pasado" Valdría la pena, sin embargo, preguntarle: ¿cuánto de integridad y búsqueda genuina hay detrás de la pretensión de su inexplicable regreso, y cuánto de protagonismo y ambición personal? Sus frasecitas "perdiendo se gana" y "estoy dispuesta a olvidar el pasado", son dignas de análisis. ¿Estarán dispuestos a olvidar su berrinche en ese partido?- C.A.S.B.- Mérida, Yucatán, 1 de febrero de 2010.

carlossarabia46@hotmail.com