Desde:  Hasta: 
 Ayuda 
 - 
Reportajes-Reportaje Especial

El sistema silvopastoril intensivo, lo mejor contra la sequía

541 palabras

Como muchos otros ganaderos del Oriente de Yucatán, Manuel Araujo Alamilla sufrió este año con la llegada de las fuertes temperaturas. Insoportable el calor, su ganado bajó en rendimiento y sus costos de producción se elevaron por mayores consumos de agua, electricidad y alimento para sus animales.

Leía sobre el avance en el establecimiento de pastos mejorados y también me enteré que el año pasado llegó a Yucatán la llamada ganadería del futuro, pero la verdad, pensé que se trataba únicamente de sembrar huaxim (leucaena), un arbusto que tenemos como plaga, indicó el ganadero tizimileño.

Pero una llamada cambió su percepción: La Sagarpa me invitó a participar en el Proyecto Estratégico de Prioridad Nacional para el Establecimiento de Sistema Silvopastoril intensivo, un nombre larguísimo para un objetivo corto: elevar la producción de carne y leche en Yucatán.

Participé en los cursos de transferencia tecnológica que organizó la Fundación Produce Yucatán y ahí descubrí mi error. La ganadería del futuro no consiste únicamente en sembrar huaxim: es un concepto integral de combate al calentamiento global, que toma en cuenta la calidad de vida de los animales y que nos permite producir leche y carne de manera orgánica, es decir, alimentos más sanos para nuestras familias, destacó.

De ese modo, Araujo Alamilla se sumó al puñado de ganaderos yucatecos que apuesta a la reconversión ganadera con miras a alcanzar a corto y mediano plazo la autosuficiencia de su rancho, El Corralito.

Empezaremos con el establecimiento de seis hectáreas del sistema silvopastoril intensivo y en forma paulatina ampliaremos la superficie, indicó.

Por lo pronto, este día Manuel recibió 40 kilos de semillas de huaxim de la variedad Leucaena leucocephala Cunninghan, para el establecimiento de su sistema silvopastoril intensivo.

La coordinadora estatal del proyecto SSPi, Ing. Jazmín Amada Díaz Vázquez, informó que la Fundación Produce recibió 700 kilos de semilla de leucaena Cunninghan y 600 kilos de pasto Tanzania, que se entregarán a los productores que participan en la reconversión ganadera.

Uno de ellos, Santiago Arjona Orozco, del rancho Santa Martha IV, de Sucilá, recibió esta mañana un cheque de $10,800 por el establecimiento de cinco hectáreas de SSPi.

Lo más importante es la experiencia que ya ganamos con este paquete tecnológico: ahora formo parte de una cuadrilla especializada en la siembra del huaxim Cunninghan, que ofrece nuestra técnica a los ranchos de la región, expresó.

Finalmente, Jazmín Díaz anuncia que el próximo 3 de mayo regresará a Yucatán para una gira de supervisión de los ranchos con SSPi la doctora Martha Xóchitl Flores Estrada, presidenta de la Fundación Produce Michoacán y responsable nacional, en coordinación con la Sagarpa, del proyecto de reconversión ganadera.

El Sistema Silvopastoril intensivo (SSPi) es el fruto de un paquete tecnológico que desarrollaron investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Yucatán.