- 
Pulso-Internacional

Reportan otro suicidio por bullying

1053 palabras

México (8 de diciembre).-

Esta solidaridad, entre paseños, quedó manifiesta luego que Saraí González de la Cruz, de 12 años se quitara la vida a causa del ‘bullying’ –acoso escolar– al que era sometida.

A través de una campaña en la web GoFundMe.com, se logró la meta de reunir 2 mil dólares, además de expresar consuelo, para la familia de Saraí, quien estudiaba en la Desert Wind Middle School, del Distrito de Socorro.

“Desafortunadamente mi hija no presentó ningún comportamiento extraño. Todo fue normal, a ella nunca le gustaba faltar a clases, sus notas eran muy buenas y siempre cumplía con sus tareas”, dijo su madre, Tahizet Ceballos.

Ceballos compartió con El Diario los detalles de la noche en que encontró a su hija sin vida.

Dijo que aunque nunca notó algún cambio de ánimo, Saraí le comentaba que una compañera la hostigaba.

“Una vez me comentó que una niña de su escuela la estaba molestando mucho y que ya la tenía cansada. Yo, como ejemplo de buena mamá, le dije que le comentara a su maestra y que hiciera las cosas bien, que no se peleara… y hasta ahí quedó la plática”, dijo Ceballos.

Expresó que en la noche en la que la menor decidió quitarse la vida no asistió a clases.

“Saraí ese día no fue a la escuela porque se sentía mal de su estomaguito y se quedó con su abuelita. Al regresar yo del trabajo ella ya estaba afuera esperándome, la besé y la abracé”.

Tahizet cuenta que fueron los vecinos quienes encontraron el cuerpo de Saraí colgada, de cables eléctricos, al exterior de la vivienda.

“Escuché gritos de los vecinos. Mis otras hijas se despertaron y fue cuando vi su cuerpecito”, expresó la madre.

Agregó que minutos después oficiales del Sheriff del Condado de El Paso y la División de Investigaciones Criminales se presentaron en el domicilio para empezar las indagatorias.

“No me han dado respuesta, ni la autoridad ni el Distrito de Socorro”, dijo Ceballos. “Esa noche sólo se llevaron la tableta de mi hija”.

“Por parte de la escuela, Miss Borrego no ha podido solucionar nada, ya han ido padres de familia a hablar con ella para que les dieran soluciones a otros problemas de Desert Wind Elementary y Middle School y hasta la fecha no ha hecho nada, sólo pide tiempo y no resuelve nada”, comentó en referencia a una docente de la escuela.

Tomar conciencia

Para Tahizet Ceballos, la tragedia por la que atravesó la ha llevado a proponerse ser una voz para concientizar a los demás padres de familia sobre la importancia de reaccionar si notan algo fuera de lo común en sus hijos.

“Recordemos que nuestros hijos en la casa son una persona y fuera de ésta son otros. Muchas de las veces no nos damos cuenta por la razón de que nuestro mundo está en darles lo mejor a nuestros hijos, eso va a existir siempre, hay que tener más comunicación y enseñarles que con violencia no vamos a llegar a ningún lado. Si la demás gente o las autoridades no hacen caso, para eso tienen a sus familiares para que los puedan ayudar y escuchar”, concluyó.

Sin comentarios

El Departamento del Sheriff del Condado de El Paso, no ha dado ninguna opinión o reacción acerca del tema, debido a que sigue bajo investigación, según indicaron sus voceros.

“No podemos comentar acerca del incidente porque sigue bajo investigación, pero debemos recordar que siempre hay dos lados en cada historia”, dijo Lucía Borrego, superintendente asistente del Distrito Escolar de Socorro (SISD).

Añadió que, dependiendo el caso, el protocolo a seguir es diferente en caso de ‘bullying’.

“Debemos saber que es un problema que sucede en todo el mundo, tratamos de ser siempre proactivos y de mandar un mensaje consistente a la comunidad escolar. En los últimos 5 años, hemos estado formando relaciones con estudiantes, padres y maestros en el ‘Programa Antibullying’, donde una vez a la semana platicamos con los alumnos acerca del tema”, dijo Borrego.

“Tenemos también un buzón de quejas que se llama ‘You have a voice’, donde exhortamos a los niños a denunciar mediante una nota, que incluso puede ser anónima, cualquier tipo de problema que puedan tener”, añadió.

Borrego comentó que es de suma importancia la comunicación con los padres de los estudiantes.

“La seguridad de los estudiantes es clave, y necesitamos estar siempre enterados de todo lo que sucede, si no sabemos, no podemos investigar el problema, es muy importante saber qué es lo que pasa en el hogar de cada uno de los estudiantes y formar un equipo con los padres”, dijo.

Comentó además que la escuela donde Saraí asistía continúa con labores normales.

“Yo voy todos los días a Desert Wind, he platicado con los padres de familia pero todo está normal, si hay padres que tienen diferencias o quejas, son contados, pero en general están bien”, comentó Borrego.

Motivo de alarma

Hace unos días Brady Vela, de 18 años, también se suicidó por sufrir acoso escolar. El martes de la semana pasada, la estudiante se disparó en el pecho en el domicilio de su familia en Texas City, en el área metropolitana de Houston, ante la mirada de sus familiares.

De acuerdo con la organización Healthy Paso del Norte, hasta 2013, la tasa de suicidios en el Condado de El Paso, fue de 7.8 muertes por cada 100 mil habitantes.

El Centro para la Investigación y Evaluación Interdisciplinaria de la Salud de UTEP, clasifica al ‘bullying’ como una de las principales causas de muerte entre las personas de 15 a 24 años de edad en El Paso.