- 
Vida-Salud

Trastornos de sueño pueden afectar actividades cotidianas

496 palabras

Ciudad de México, México, marzo 17 de 2017

El psiquiatra Luis Sergio Ponce Guadarrama, del Hospital General Regional Número 220 del IMSS, resaltó que es importante dormir adecuadamente ya que no hacerlo afecta considerablemente las actividades cotidianas, por lo que es indispensable tomar medidas que ayuden a la conciliación del sueño.

El médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente, detalló que para el tratamiento de alguno de estos trastornos es necesario que un especialista sea quien determine el diagnóstico y pueda orientar al paciente para mejorar su calidad de vida.


Entre los conflictos más comunes se encuentra el insomnio, que es cuando no se puede conciliar efectivamente el sueño; la narcolepsia tiene que ver con la tendencia irresistible al sueño.

En el marco del Día Mundial del Sueño, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que en México unas 35 millones de personas padecen algún trastorno relacionado con el sueño, que es la actividad fisiológica de autorregulación y reposo uniforme del organismo.

El experto explicó que los trastornos del sueño son alteraciones en la conciliación o duración durante el mismo.

Entre los más comunes se encuentra el insomnio, que es cuando no se puede conciliar efectivamente el sueño; la narcolepsia, que tienen que ver con la tendencia irresistible al sueño.

Además del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) que se relaciona con los ronquidos, dificultad para respirar; el sonambulismo y pesadillas.

Mientras que en los niños puede presentarse la enuresis nocturna, que es cuando los menores mojan la cama y el síndrome de muerte súbita infantil o muerte de cuna, en la que a los bebés se les olvida respirar.

Recomendaciones

El especialista destacó la importancia de realizar algunas acciones para conciliar el sueño como evitar el consumo de café, alcohol o fumar antes de dormir así como tener un horario estable de descanso, mantener la habitación con una temperatura agradable, practicar ejercicio aeróbico antes de ir a la cama, no cenar demasiado o tomar mucha agua antes de dormir.

También recomendó evitar pensar en problemas personales, practicar técnicas de relajación y asegurarse de tener una almohada y colchón confortables.

El consumo de fármacos o estimulantes, problemas de estrés, ansiedad y depresión también pueden alterar la conciliación del sueño, lo que provoca cansancio durante el día afectando la atención, la memoria y derivar en padecimiento como hipertensión, enfermedades cardiacas, apoplejía y diabetes.