- 
Pulso-Yucatán

Mejores soluciones, ante retos de la pesca: RZB

787 palabras

Mérida, Yuc., México, noviembre 6 de 2017

La protección de nuestras costas es una responsabilidad por la enorme importancia social, cultural y económica que éstas representan para las familias del estado, por lo que es necesario seguir con las acciones que conjuguen las voluntades de los sectores público, empresarial, civil y académico, afirmó el Gobernador Rolando Zapata Bello al inaugurar la edición 70 del Congreso Internacional del Instituto de Pesca del Golfo y el Caribe (GCFI, por sus siglas en inglés).

Durante la apertura de este encuentro que reúne a más de 400 representantes del ramo provenientes de 50 países, el titular del Poder Ejecutivo señaló que la vulnerabilidad de esta región ante los fenómenos meteorológicos obliga a trabajar en coordinación con las naciones hermanas para concretar acuerdos y planes que permitan alcanzar la verdadera producción sustentable.


Más de 400 representantes del sector provenientes de 50 países participan en Congreso Internacional de pesca, en Yucatán.

Acompañado de los titulares de las Secretarías de Investigación, Innovación y Educación Superior (Siies), Raúl Godoy Montañez, y de Desarrollo Rural (Seder), Juan José Canul Pérez, el mandatario resaltó que con eventos como éste se posiciona a Yucatán como plataforma tecnológica y académica en la materia, al mismo tiempo que contribuye con la comunidad intelectual de la entidad y al cuidado del planeta.

En presencia del director del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) Unidad Mérida, Rafael Rivera Bustamante, y la presidenta del comité organizador del Congreso, Dalila Aldana Aranda, Zapata Bello indicó que la producción de especies marinas ha ido creciendo cada año, ubicando a la entidad como líder en diversos productos e impulsando la economía de más de 15 mil familias yucatecas.

“Hoy siete de cada 10 toneladas de pulpo producidas en México proviene de las costas yucatecas. También, lo hace seis de cada 10 toneladas de mero y somos el cuarto mayor productor de langosta a nivel nacional”, señaló ante la presidenta del GCFI, Nancy Brown Peterson.


La protección de nuestras costas es una responsabilidad por la enorme importancia social, cultural y económica que éstas representan para las familias del estado, manifestó el gobernador Rolando Zapata Bello.

Puntualizó la importancia de emprender tareas para mitigar el cambio climático y fomentar el cuidado de la riqueza natural del territorio, por lo que recordó que en 2016 se signó el memorando de entendimiento para la implementación del Plan Rector para el Desarrollo de la Pesca y la Acuacultura Sostenible entre el Gobierno estatal y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Otras actividades que ya se llevan a cabo en se sentido, dijo, es el Acuerdo General de Coordinación para la Sustentabilidad de la Península de Yucatán (ASPY) y el Programa Especial de Acción ante el Cambio Climático (Peacc).

Por su parte, Aldana Aranda convocó a la reflexión y ejecución de esquemas que se reflejen positivamente en el cuidado de las variedades acuáticas. “Está en nosotros lograr una visión de captura que brinde abasto a un comercio durable, socialmente responsable y de precio justo para todas sus partes”.

De igual forma acotó la necesidad de que los consumidores sean educados ambientalmente y que la producción sea certificada mediante el conocimiento adecuado, para administrar correctamente los recursos de este sector y evitar así la adquisición voraz de los elementos que nos regala la naturaleza.


Rolando Zapata Bello indicó que la producción de especies marinas ha ido creciendo cada año, ubicando a la entidad como líder en diversos productos e impulsando la economía de más de 15 mil familias yucatecas.

Desde este día y hasta el 10 de noviembre, el Congreso Internacional del Instituto de Pesca del Golfo y el Caribe ofrece una amplia variedad de ponencias, talleres y mesas de discusión, en las que se abordarán los problemas de conectividad, gestión y conservación para el uso sostenible de la riqueza del rubro.