- 
Vida-Salud

Laparoscopia para cáncer de próstata, con alto porcentaje de éxito en el IMSS Yucatán

885 palabras

Mérida, Yuc., México, julio 13 de 2017

La probabilidad de curación ante un cáncer detectado en la glándula prostática es muy alta si se otorga una atención oportuna; es por ello, que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Yucatán cuenta con un equipo médico especializado en la realización de una de las técnicas más novedosas de Laparoscopia para Cáncer de Próstata.

El doctor Moisés Hernández Hernández, cirujano urólogo, es parte del equipo médico que se ha encargado, desde el año 2012, de realizar laparoscopias a más de cien pacientes con cáncer de próstata a través del área de Urología del Hospital General Regional (HGR) No.1, logrando devolverles la tranquilidad y calidad de vida.

La laparoscopia consiste en que a través de la piel, con unos pequeños cortes, se colocan unos tubos a través de los cuales pasan los instrumentos y la cámara que permite a los doctores hacer la cirugía. Está técnica ha permitido que las intervenciones quirúrgicas que necesitaban anteriormente los pacientes con cáncer de próstata, ya no requieran de grandes cortes y curaciones.


El doctor Moisés Hernández Hernández, cirujano urólogo, es parte del equipo médico que se ha encargado, desde el año 2012, de realizar laparoscopias a más de cien pacientes con cáncer de próstata.

La cirugía laparoscópica tiene un tiempo de duración de dos a tres horas y con esta intervención se consiguen realmente resultados exitosos, es decir, pacientes libres de enfermedad; con continencia urinaria y sin daños en su potencia sexual.

Además, dicho procedimiento requiere que los pacientes tengan únicamente una estancia hospitalaria de 24 horas posterior a la cirugía, a diferencia de la cirugía abierta que se realizaba anteriormente y que requería de tres a cuatro días.

“Es importante concientizar sobre la importancia de realizarse revisiones médicas periódicas para prevenir e identificar no sólo el cáncer de próstata; sino cualquier otra enfermedad de esta glándula.

El especialista del Seguro Social explicó, que la próstata es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga de los hombres y produce una parte del líquido que transporta los espermatozoides durante la eyaculación.

Sin embargo, es fundamental que se acuda con los médicos al momento de detectar la disminución de fuerza y calibre del chorro de orina, dolor al eyacular, orina intermitente, goteo después de orinar, sensación de vaciado incompleto, aumento en las ganas de orinar tanto de día como de noche; así como cualquier otra molestia.

En el IMSS Yucatán, la laparoscopia para Cáncer de Próstata tiene un porcentaje de éxito elevado ya que se cuenta con una adecuada intervención de los especialistas, y se orienta a los pacientes a dar seguimiento a sus chequeos médicos y a los cuidados requeridos para su recuperación.

El tratamiento del cáncer de próstata suele depender de la etapa en la que se encuentra la enfermedad; sin embargo, en el IMSS en Yucatán los pacientes tienen, además de la laparoscopia, otras opciones de tratamiento, ya que las necesidades que requiere el cuerpo de cada persona son diferentes.


Francisco Javier Paredes, de 63 años de edad y Roger Garrido Mena, de 54 años de edad, pacientes que fueron intervenidos por Laparoscopia en el HGR No.1 del IMSS Yucatán.

El Dr. Jacinto Herrera León, director del HGR No.1, reiteró que el Seguro Social cuenta con la infraestructura y el equipo de especialistas necesario para otorgar atención médica a quienes presenten este padecimiento; sin embargo, es importante que los hombres identifiquen los síntomas y acudan con su médico, ya que es fundamental la detección oportuna.

Por otro lado, el señor Francisco Javier Paredes, de 63 años de edad, uno de los más de cien pacientes que fueron intervenidos por Laparoscopia, indicó “Ya estoy normal, me siento bien y muy fuerte, espero que otros pacientes puedan ser curados. Es bueno que los doctores del Seguro Social me pudieran operar, ya que no podría pagar este tipo de operación en ningún otro hospital”

Finalmente, el paciente Roger Garrido Mena, de 54 años de edad, quien fue intervenido hace apenas dos semanas, señaló “Ahora me siento bien, pues estaba muy mal: orinaba sangre, incluso coágulos, y ahora ya estoy bien. Le agradezco a Dios y al doctor que me operó. Ahora podré seguir trabajando, ya que realmente me siento bien, sin molestias y no tengo grandes cicatrices por la operación”.