- 
Pulso-Economía y negocios

Empresas locales se benefician con la llegada equipos eólicos a Yucatán

442 palabras

Mérida, Yuc., México, septiembre 24 de 2017

En los últimos años, la industria de la construcción ha sido fuente constante de empleo en el estado, señaló el director de Grúas Baeza, Hervé Baeza Pérez, durante las operaciones realizadas en el Puerto de Altura de Progreso tras la llegada de los primeros aerogeneradores para el parque eólico de Dzilam de Bravo.

El titular de la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe), Ernesto Herrera Novelo, destacó que la inversión de compañías nacionales y extranjeras en diferentes sectores económicos de la entidad impacta de manera positiva a empresas yucatecas con las que encadenan sus procesos.

Es el caso de los proyectos de generación de energía limpia, cuyos equipos han comenzado su arribo al territorio estatal, operación que está beneficiando a tres firmas locales encargadas de brindar transportación, logística y maniobras de carga y descarga, estas son Servygru, Gestión y Servicios Portuarios de México, y Grúas Baeza, abundó el funcionario.


En los últimos años, la industria de la construcción ha sido fuente constante de empleo en el estado, señaló el director de Grúas Baeza, Hervé Baeza Pérez.

“Lo que buscamos nosotros es trabajo y en estos últimos cuatro años ha sido constante. Siempre he dicho que el avance de un estado es la construcción y tenemos mucha últimamente. Ahora estamos cooperando en este proyecto gracias a otras compañías que nos están contratando”, declaró Baeza Pérez.

Sobre la participación de su empresa en el establecimiento del citado parque eólico, explicó que su labor implica, posterior a la descarga del barco, la descarga de los camiones con el equipo y el acomodo de las piezas en los patios que fueron destinados por parte de la Administración Portuaria Integral (API) de Progreso en el muelle.

Asimismo, detalló que todos los movimientos se realizan con base en planos previamente definidos, con grúas y maniobristas certificados, procurando hacerlo con el mayor cuidado y sin perder tiempo.

“Este es un proyecto de aproximadamente cuatro meses y es el primero de muchos que deben venir para las empresas yucatecas. En 25 años hemos tenido altas y bajas pero últimamente son más las altas para bien del estado y de nosotros como compañía, esperamos que esto continúe”, expresó.