- 
Pulso-Internacional

Firman simbólicamente declaración de independencia catalana

488 palabras

Madrid, España, octubre 10 de 2017

El gobierno regional catalán firmó este martes una declaración de independencia para la creación de la “República de Cataluña”, que no entrará en vigor al haber pedido al mismo tiempo la suspensión temporal de su aplicación para abrir un diálogo institucional.

Bajo el título de “Declaración de los representantes de Cataluña”, el presidente regional, Carles Puigdemont y los miembros de su gobierno rubricaron un texto en el que dicen que se restaura la plena soberanía.


El presidente catalán y sus aliados secesionistas firmaron emblemáticamente la independencia, la cual quedó suspendida a la espera de un hipotético diálogo con el gobierno.

“Apelamos a los estados y a las organizaciones internacionales a reconocer la República catalana como Estado independiente y soberano”, señala el documento, que añade que el Gobierno regional adoptará las medidas necesarias para hacer posible la plena efectividad de esta declaración de independencia.

Por su parte, el ejecutivo de Mariano Rajoy tomará medidas para hacer frente a esa declaración.

El presidente convocó para mañana a las 9:00 horas locales a un Consejo de Ministros extraordinario.

El anuncio lo dio la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.


El gobierno regional catalán firmó este martes una declaración de independencia para la creación de la “República de Cataluña”, que no entrará en vigor al haber pedido al mismo tiempo la suspensión temporal de su aplicación para abrir un diálogo institucional.

“Carles Puigdemont ha sumido a la comunidad autónoma en el mayor nivel de incertidumbre”, aseguró la vicepresidenta.

“El Gobierno no puede aceptar que se dé validez a la ley catalana del referéndum porque está suspendida por el Constitucional. La Generalitat no puede exhibir los resultados del 1 de octubre porque fue un acto ilegal y sin garantías”.

Sáenz de Santamaría no detalló las medidas concretas que prevén aplicar.

Mientras, Catalana Occidente y la editorial Planeta se sumaron a las numerosas empresas que han movido su sede social de Cataluña.