- 
Pulso-Seguridad y justicia

Revisión e inspección de protocolos de seguridad en el Ceama con saldo blanco.

514 palabras

Mérida, Yucatán, 04 de enero de 2014.- Con saldo blanco y sin novedad, esta madrugada se llevó a cabo el primer operativo de revisión de este año al Centro Especializado en la Aplicación de Medidas para Adolescentes (CEAMA).

El operativo sorpresa realizado en las primeras horas de la mañana, donde no fueron encontrados objetos o sustancias prohibidas forma parte de las estrategia de seguridad nacional dictadas por el gobierno federal, reportó el titular de la Dirección de Ejecución, Prevención y Reinserción Social (DEPRS), Fermín García Avilés.

Durante la revisión participaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de la Fiscalía General del Estado (FGE), y el Ejército Mexicano, para descartar la existencia de sustancias y objetos prohibidos.

El funcionario detalló que se revisaron todas las áreas del lugar como la biblioteca, dormitorios, talleres y gimnasio, así como las pertenencias de los 26 internos que se encuentran recluidos sin que se hayan localizado algún tipo de objeto o sustancias que violenten el reglamento.

Al respecto, García Avilés dijo que “se continuará trabajando para mantener altos estándares de seguridad y operación, pues ninguna acción preventiva está de sobra, cuando se pretende mantener en paz a los Centros de Reinserción del estado”.

El operativo inició a las 5:45 de esta mañana y se realizó de manera sorpresiva y sin previo aviso, con la finalidad de impedir alguna fuga de información, dijo.

Destacó la presencia de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY), institución que dio fe de las revisiones y el respeto a las garantías individuales de los jóvenes.

El funcionario abundó en las acciones tomadas y recordó que el año pasado se realizaron revisiones aleatorias en los tres centros penitenciarios del estado con lo cual la entidad se mantiene dentro de la normatividad a nivel nacional.

El Director del Centro, Didier Escalante Vega, mencionó que también apoyó el personal médico y jurídico de la institución, quienes no tuvieron que intervenir, gracias a que el operativo concluyó sin novedad.

Las labores cotidianas volvieron inmediatamente a la normalidad con el desayuno diario, pues solo se retiraron por parte de los elementos de seguridad dos brazos de hamaca que son parte de las artesanías que se realizan al interior y una extensión eléctrica para abanico de piso, pero en ambos casos la reglamentación interna los permite.

Parte de la actividad planteada es también revisar los procedimientos y protocolos de acción y reacción de los elementos que laboran en el centro, así como las condiciones en las que se encuentra el lugar, por lo que al concluir se dictaminó que las instalaciones y procedimientos realizados son los adecuados y cumplen con los estándares nacionales en seguridad limpieza y atención.