- 
Vida-Salud

Cada año mueren 17 millones de personas por males cardiovasculares

620 palabras

Ciudad de México, Mexico, octubre 2 de 2017

De acuerdo con la Organización Mundial de Salud (OMS) cada año 17 millones de personas —en todo el mundo— mueren por enfermedades cardiovasculares.

No, no es el cáncer ni la diabetes, tampoco la influenza los responsables del mayor número de fallecimientos en México. Es el músculo cardiaco el que colapsa y se detiene a pesar de su fuerza para bombear 5 litros de sangre por minuto y de contraerse más de 100 veces cada 60 segundos.


El corazón, cuando se enferma poco pueden hacer los médicos para arreglarlo. Por ejemplo, no hay “vacuna” contra el infarto, tampoco existe una “quimioterapia” que lo repare.

Así, el órgano cardiaco cuando se enferma poco pueden hacer los médicos para arreglarlo. Por ejemplo, no hay “vacuna” contra el infarto, tampoco existe una “quimioterapia” que lo repare. Al respecto, la Sociedad Mexicana de Cardiología precisa la importancia mantener un corazón sano desde la niñez, puesto que el corazón es un órgano frágil que requiere de atención inmediata para no morir.

No obstante, el corazón no colapsa de un momento a otro, sino que existen condiciones que le van restando salud. Entre las cuales se encuentran: la obesidad, los niveles elevados de colesterol, el descontrol de la presión arterial, una dieta poco saludable, el sedentarismo, la diabetes en descontrol y el tabaquismo, principalmente.

En este sentido, la OMS pide evitar —por medio de la prevención y la educación— que el corazón enferme. Por ejemplo, en todo el mundo, 18 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso y 14% de los jóvenes de 13 a 15 años de edad fumar tabaco.

Además, en los países en desarrollo, la enfermedad coronaria ha sido históricamente más común que en los grupos más educados y de mayor nivel socioeconómico. Incluso, la prevalencia de factores de riesgo de enfermedades del corazón, como la presión arterial alta, el tabaquismo y la diabetes, es mayor en los países pobres. Así como el uso de medicamentos y tratamientos especializados es más bajo en las naciones de bajos recursos.


La OMS pide evitar que el corazón enferme. Por ejemplo, en todo el mundo, 18 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso y 14% de los jóvenes de 13 a 15 años de edad fumar tabaco, factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Ante este panorama, Sanofi ha desarrollado medicamentos que controlan efectivamente la hipertensión y la diabetes, ambos son enfermedades que ponen en riesgo el corazón. Asimismo, cuenta con un innovador fármaco indicado para controlar la fibrilación auricular, la cual es una alteración en el ritmo cardiaco.

En el marco del Día Mundial del Corazón 2017, el compromiso de Sanofi es brindar medicamentos seguros y eficaces que permitan proteger al órgano cardiaco. No obstante, es esencial modificar tu estilo de vida frente al consumo de tabaco, la ingesta de grasas y la práctica de ejercicio físico. Ya que de acuerdo con la OMS no solo son los ancianos los que fallecen por causa de un corazón cansado, sino que son los adultos jóvenes los que van ganando posiciones dentro de la enfermedad cardiaca.