- 
Reportajes-Reportaje Especial

Primer donativo de hamacas a niños de albergues indígenas

740 palabras

Reina Cecilia Chan Puc, de 13 años, ya no tendrá que compartir más el espacio para dormir con su pequeño hermano Pedro, lo mismo que otros niños de albergues indígenas de Valladolid, Maxcanú y Peto.

Diana Canto y Constantino Urzáiz entregando hamacas

El viernes ppdo. la empresa Hacamas Mérida realizó por primera ocasión un donativo de sesenta hamacas en apoyo al Programa de Albergues Escolares Indígenas de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Durante una gira de supervisión por los albergues que encabezó la delegada estatal de la CDI, Diana Canto Moreno, los propietarios de la empresa de hamacas, Sres. Constantino y Josefina Urzáiz Cáceres realizaron la primera parte del donativo en tres albergues de la zona de Valladolid.

Fue un día de fiesta para los niños pues desde temprano ya esperan a los visitantes con la esperanza de que fueran premiados con alguna de las coloridas hamacas, elaboradas en algodón y nylon.

Constantino Urzáiz comentó que la idea de realizar este tipo de donativos en apoyo al desarrollo integral de los niños mayas surge de un proyecto que comenzó hace cinco años el empresario eslovenio Gregor Sebanc, quien destina una vez al año parte de las ganancias que obtiene durante el verano de la venta de hamacas para apoyar proyectos sociales en beneficio de niños y niñas de comunidades de Yucatán.

Explicó que Hamacas Mérida aporta una cantidad similar y luego se buscan proyectos sociales en apoyo a la gente de comunidades más necesitada. Hasta ahora se han dado apoyos con becas a hijos de urdidoras, despensas y esta es la primera vez que se hace una entrega directa de hamacas en albergues indígenas.

El empresario se sorprendió de la calidez de los inquilinos al ser recibido en los albergues, de los alcances del programa de la CDI y de las necesidades que se viven a diario en este tipo de espacios en los que se atiende a niños desde los niveles primeria y secundaria. Anticipó que el próximo podría repetirse el donativo para otros espacios similares.

Hamacas Mérida (Mexican Hammocks) es una empresa que tiene 10 años como exportadora de hamacas siendo sus principales destinos Estados Unidos y Europa, ya que este tipo de artesanía mexicana sigue teniendo mucha demanda por la calidad del trabajo que representa.

Para definir a los recipiendarios del donativo se consideró el número de niños y a los espacios con más necesidades de equipamiento y atención entre los albergues de la CDI. Los directores de cada lugar serán los que decidieron a qué becarios se les entregarán las hamacas.

La primera parte del donativo, de 30 hamacas, se entregó en los albergues Jaime Nunó de X-Calaccop,  Benito Juárez García de Hunukú, y Sor Juana Inés de la Cruz de Yalcobá.

Durante la gira de supervisión, la delegada Diana Canto destacó los alcances del programa PAEI, que hoy día atiende a 35 albergues y 3 comedores infantiles en el estado, donde de lunes a viernes comparten unos dos mil niños y adolescentes.

Indicó que los albergues se han convertido en una segunda casa para los menores y todavía queda mucho por hacer en apoyo a la educación de los niños y niñas priorizando a aquellos que no tiene otras opciones educativas en su comunidad.

Este año, la CDI destinó  $18,042,798.75 para el programa PAEI en Yucatán. En Mantenimiento preventivo se han invertido $760,000 y en equipamiento, un $1,110,000.

En los próximos días se hará la entrega del resto del donativo para los albergues Gregorio Torres Quintero de Xul; Alfonso Caso de Tadziuh, y Manuel Gamio de Nohalal, a través del Centro Coordinador Indigenista de Peto.

También recibirán hamacas el albergue Manuel Antonio Ay de Cepeda, en el Centro Indigenista de Maxcanú del CDI.