- 
Pulso-Internacional

Milagro en China: dramático rescate de bebé vivo atrapado en un caño

1688 palabras

ZHEJIANG, China, 29 de mayo.- El dramático rescate comenzó luego de que se escuchó que un bebé lloraba en el retrete de un apartamento en el cuarto piso de un edificio de la provincia oriental de Zhejiang, según informa la prensa del país asiático.

Los alarmados vecinos que escucharon el llanto vieron un pequeño pie dentro de un recipiente de cerámica. Había un bebé adentro.

El dramático rescate comenzó luego de que se escuchó que un bebé lloraba en el retrete de un apartamento en el cuarto piso de un edificio de la provincia oriental de Zhejiang.

Al ver que era imposible sacar al bebé, los rescatistas fueron al piso de abajo y comenzaron a trabajar en remover una sección entera de la tubería que lleva el drenaje.

Pero luego de que extrajeron al bebé con todo y tubería, el niño seguía atorado dentro de ella, por lo que fue llevado así a un hospital.

Entonces llamaron al Departamento de Bomberos en la ciudad china de Jinhua, reportó la televisora estatal CCTV.

Al ver que era imposible sacar al niño, los rescatistas fueron al piso de abajo y comenzaron a trabajar en remover una sección entera de la tubería que lleva el drenaje.

Pero luego de que extrajeron al bebé con todo y tubería, este seguía atorado dentro de ella, por lo que fue llevado así a un hospital.

Juntos, los rescatistas y los doctores comenzaron a remover la tubería pieza por pieza, según muestra un video transmitido por la CCTV.

La grabación muestra el momento exacto en que unas manos con guantes blancos retiran parte de la tubería, lo que revela la pequeña cara del recién nacido. El pequeño aún tenía la placenta adherida a su cuerpo.

El bebé, que fue rescatado el pasado sábado, se encuentra en condición estable, según el reporte de la televisión.

Nadie había reclamado al pequeño, en tanto que la Policía estaba buscando a sus familiares con la ayuda de las redes sociales como Weibo, donde se publicó el mensaje: “Mamá, ¡regresa! El bebé está fuerte y vivo. Por favor preséntate, mamá. Este es tu propio bebé y debe de regresar al calor de tu abrazo pronto”.

El bebé, varón y con un peso de 2.3 kilos, fue trasladado a una incubadora, donde se encuentra estable.

Las familias chinas padecen una gran presión social y financiera, debido a la política del hijo único, que impone multas muy altas para aquellas parejas que decidan tener más de un descendiente.

Tras el rescate milagroso, afloraron los sentimientos más nobles y de inmediato mandaron ropa, leche en polvo y pañales.

El recién nacido se recupera en un hospital chino después de ser rescatado de un caño del desagüe cloacal debajo de un retrete de cuclillas donde había quedado atascado.

Los bomberos serrucharon una sección del aparato y después lo desarmaron cuidadosamente

Juntos, los rescatistas y los doctores comenzaron a remover la tubería pieza por pieza.

Un video muestra el momento exacto en que unas manos con guantes blancos retiran parte de la tubería, lo que revela la pequeña cara del recién nacido.

El video del rescate, de una duración de dos horas, fue transmitido en los programas noticiosos chinos y en la red.

Identifican a la madre

Así, un inquilino oyó el sábado el llanto del bebé en el baño público de un edificio residencial en el Este de China y avisó a las autoridades, según el cibersitio noticioso Zhejiang News.

Un video del rescate de dos horas fue transmitido en los programas noticiosos chinos y en la red el lunes por la noche y ayer martes.

El niño -identificado como Bebé número 59 por el número de la incubadora que le tocó en el hospital- estaba a salvo en un hospital cercano, y la noticia del rescate hizo que numerosas personas llegaran al hospital para donar pañales, ropa de bebé, leche en polvo y ofertas de adopción.

El bebé pesaba 2.8 kilogramos y todavía tenía la placenta adherida al cuerpo, dijeron versiones. Su latido cardíaco era bajo y tenía rasguños en la cabeza y los miembros, pero por lo demás estaba bien, según el portal noticioso provincial Zhejiang en línea.

La Policía trataba el caso como supuesto intento de homicidio.

La Policía del condado de Pujiang dijo en su microblog oficial que la madre había sido localizada y que se llevaba a cabo una investigación, pero no dio detalles.

Una oficial de servicio en la Oficina de Seguridad Pública de Pujiang con el que se tomó contacto telefónico el martes por la noche dijo no tener información y agregó que el personal encargado de la investigación ya había terminado su jornada.

En los populares microblogs chinos, algunos usuarios manifestaron pesar por el niño y horror por su odisea. La mayoría especuló que el niño había sido abandonado y arrojado al retrete por los padres.

La encargada del edificio dijo a Zhejiang News que era improbable que el bebé hubiera nacido en el baño porque no había evidencias de sangre ni tampoco estaba enterada de embarazos entre sus inquilinas.

El bebé había quedado en un recodo del tubo cloacal en forma en L con un diámetro de unos 10 centímetro.

El bebé pesó 2.8 kilogramos y todavía tenía la placenta adherida al cuerpo.

El recién nacido se recupera en un hospital después de ser rescatado del caño.

Su madre tuvo el parto de manera sorpresiva cuando se encontraba en una letrina de estilo turco, por la que el bebé cayó a la cañería. Se recupera en un hospital.

Sobrevive

El recién nacido se recupera en un hospital chino después de ser rescatado de un caño del desagüe cloacal debajo de un retrete de cuclillas donde había quedado atascado.

La madre del niño, de 22 años y soltera, había ocultado su embarazo a sus vecinos por temor a ser víctima de ostracismo, declaró a la AFP un policía de la ciudad de Jinhua, en la provincia oriental del Zhejiang.

El sábado la muchacha tuvo el parto de manera sorpresiva cuando se encontraba en una letrina de estilo turco, por la que el bebé cayó a la cañería, según el policía que pidió el anonimato.

La madre llamó al propietario y luego de localizar al bebé llamó a la Policía. Los servicios de rescate tardaron una hora para cortar el conducto de 10 cm de diámetro, utilizando sierras y pinzas para extraer al bebé.

“La mujer estaba presente en el lugar durante toda la operación de rescate… y admitió ser la madre cuando se lo preguntamos”, dijo el Policía. Agregó que se está buscando al padre del niño. “Debemos investigar para determinar si ella lo hizo a propósito”, agregó.

El bebé de 2.3 kg sufrió algunas heridas y su ritmo cardíaco se redujo en un momento. Según el policía, su estado de salud ya no inspira preocupación, pero su madre está grave luego de las complicaciones de su parto.

Los abandonos de bebés no son extraños en China, donde se aplica de manera brutal la política del hijo único.

La suerte del niño provocó miles de reacciones indignadas en cuentas de microblogs por los que los chinos suelen comentar la actualidad y comparten sus sentimientos sobre diversos temas.

Un inquilino oyó el sábado el llanto del bebé en el baño público de un edificio residencial en el este de China y avisó a las autoridades, según el cibersitio noticioso Zhejiang News.

Un video del rescate de dos horas fue transmitido en los programas noticiosos chinos y en la red el lunes por la noche y el martes. (Agencias/CNN México/AP/AFP)