- 
Vida-Salud

Madres adolescentes

1392 palabras

embarazo89_02La mayoría se arrepiente del inicio de su vida sexual temprana

El ensueño del romance y las relaciones sexuales se rompe drásticamente para ellas, afirma la presidenta del Centro de Atención a Madres Solteras de Yucatán.

Aunque la gran mayoría de las madres adolescentes yucatecas tienen a sus hijos, aprenden de manera muy dura que han cometido un gran error al empezar demasiado pronto su vida sexual, señaló Reina Guadalupe Osorio Reyna, presidenta del Centro de Atención a Madres Solteras de Yucatán A.C (Camsy).

democracia
Reina Osorio Reyna, presidenta de Camsy.

Agregó que aunque en la mayoría de los casos tienen el apoyo familiar, la situación se complica en muy poco tiempo, ya que al ser abandonadas por sus novios o parejas, todo el peso de los gastos y los cuidados recae también en los padres.

—Lo peor es que muchas veces las familias apenas tienen para comer y el gasto que representa un bebé es enorme por los pañales, ropa, leche -si la requiere- y medicinas, cuando se enferma.

La presidenta de Camsy dijo que cada vez es más común el que niñas de 13 a 15 años se conviertan en madres, como lo ha visto a través de su asociación.

Explicó que en la mayoría de los casos los novios de esas adolescentes desaparecen y aún cuando no lo hagan, ellas no le pueden pelear nada económico porque son estudiantes y no tiene forma de hacer frente a los gastos generados por un bebé.

"Quiero tener un hijo contigo"

—Estamos cundidas de madres solteras que luchan por sobrevivir y sostener por sí mismas sus hogares, pero desgraciadamente las adolescentes no piensan que se van a convertir en eso, una "madre soltera", por ejercer su sexualidad sin responsabilidad.

democracia
Pese a tener en cuenta los problemas que viven muchas madres solteras, las adolescentes cierran los ojos a la realidad y se arriesgan a tener relaciones sexuales sin protección.

Opinó que el problema también se debe a que saben que cuentan con el apoyo incondicional de los padres que les dicen "ah vemos cómo pero saldremos adelante". Esto podría generar que más adelante las muchachas vuelvan a repetir el mismo patrón.

Recordó que en generaciones anteriores el apoyo de la familia no estaba tan implícito y por eso las jóvenes lo pensaban miles de veces antes de tener relaciones.  Sabían que estarían por su cuenta si algo salía mal.

—No es que esté mal apoyar a los hijos, pero a veces el dar ayuda incondicional y en exceso evita que los niños y jóvenes sean responsables de las consecuencias de sus actos.

Señaló que algunas de las adolescentes que van a su asociación le han comentado que pensaron que al tener relaciones no tendrían problemas y que nada cambiaría, pero que la llegada de su bebé las volvió drásticamente a la realidad porque dejaron de estudiar y porque tuvieron que aprender algún oficio que les permita solventar algunos de sus gastos.

—También me han dicho que, aunque para muchos resulte difícil de creer, que muchas de ellas consintieron tener relaciones cuando el novio les dijo que "quería tener un hijo con ellas".

Manifestó que en pleno siglo XXI las adolescentes aún siguen creyendo en las promesas de amor de sus novios o enamorados, los cuales después de conseguir lo que buscan desaparecen o las ignoran.

Destacó que en esta situación -aún cuando no se da mucho a conocer- las adolescentes están a merced de hombres mayores -26 o 28 años- sin que las madres sepan cómo intervenir.

—En muchos de esos casos, las madres se quedan calladas cuando lo que deben hacer es denunciar, ya que al ser menores de edad se estaría cometiendo un delito.

{xtypo_rounded4}En 1997, 95.3 % de las mujeres yucatecas de 15 a 49 años conocía algún método anticonceptivo; sin embargo, para el año 2000 sólo 72.8% de las mujeres en edad fértil utilizaba algún tipo de anticonceptivo. Estimaciones del Consejo Nacional de Población con base en ENADID 92 y 97.{/xtypo_rounded4}

Hablar con la verdad a los adolescentes

Dijo que hace muchos años para las madres era más fácil vigilar los pasos de los hijos. Pero ahora que ambos padres trabajan es difícil saber en qué andan los adolescentes.

—Lo mejor es platicar con ellos y darles razones por las cuales no deben iniciar una relación sexual a esa edad. Por ejemplo, a las jovencitas decirles que deberán dejar la escuela, que no podrán salir a fiestas y que deberán trabajar para poder atender a su hijo, si es que se embarazan. Y a los varones, hacerlos conscientes de que si realmente no están interesados en una muchacha no la perjudiquen ni la utilicen para tener relaciones sexuales.

democracia
Camsy está ubicado en la calle 50 entre 91 y 93 del Centro. Su teléfono es 929-89-28

Insistió en que es necesario fomentar valores y también insistir en las razones por las que no deben tener relaciones, al menos hasta que no estén preparadas y bien asesoradas médica y emocionalmente para hacerlo.

Yucatán va a la alza en embarazos de adolescentes

De acuerdo al informe "La infancia cuenta en México 2006" de la Red por los Derechos de la Infancia en México en el año 2000 hubo 179,413 adolescentes entre 15 y 19 años con al menos un hijo, y en 2005 se registraron 164,108.

Aunque las estadísticas por entidad federativa revelan que Quintana Roo ocupa el primer lugar con 7% de esos embarazos adolescentes, Yucatán y el Distrito Federal están muy cerca con 4% cada uno.

El documento también destaca que algunos gobiernos locales obstaculizan el desarrollo de políticas públicas en educación sexual, como es el caso de las resistencias a la incorporación de los libros de texto de Ciencia en Morelos, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Aguascalientes, Guanajuato y Yucatán, aún cuando en estos tres últimos estados la presencia de embarazos adolescentes esté a la alza.

En Yucatán, se habrían prohibido libros con el tema de educación sexual con el argumento de que atentaban contra la moral y porque el gobierno sigue una tradición conservadora. L.I.

{xtypo_rounded4}Datos del mundo

  • Uno de cada 10 partos es de una madre que aún es una niña.
  • Un millón de hijos de madres adolescentes muere antes de cumplir un año.

México

Según datos del XII Censo General de Población y Vivienda 2000, para 2003, 17 de cada 100 nacimientos fueron de madres menores de 20 años.

Ser madre soltera es más común a edades tempranas.

Es más común encontrar a las madres solteras menores de 36 años como hijas del jefe del hogar; mientras que a partir de los 35 años se observa una proporción importante de “jefas de hogar” entre las mujeres-madres solteras.{/xtypo_rounded4}