- 
Pulso-Personajes

Toisón de Oro a Sarkozy

575 palabras

MADRID.- La visita de Nicolas Sarkozy a España, la tercera de su mandato y la primera desde que ETA anunció el fin de la violencia, ha comenzado con un acto en el que el rey Juan Carlos le ha impuesto, por su labor en la lucha contra el terrorismo, el Toisón de Oro, la más alta condecoración que concede la Corona española. Durante ese acto, Sarkozy ha defendido que los responsables de los asesinatos de ETA, tanto en España como en Francia, "han de rendir cuentas", y ha garantizado que no habrá "más Pirineos" en la cooperación entre ambos países en esta materia.

En una solemne ceremonia celebrada en el Palacio Real de España, Don Juan Carlos acaba de hacer caballero de una de las más insignes órdenes de caballería del mundo al presidente de la República Francesa por haber contribuido "de modo constante, efectivo y generoso a luchar contra el terrorismo" de ETA.

El Monarca ha elogiado al jefe del Estado francés por propiciar "de manera firme y eficaz" la "mayor colaboración política, judicial y policial" entre Francia y España para "acabar con la violencia terrorista". La importancia del reconocimiento a Sarkozy ha quedado recalcada por la presencia del presidente Rajoy y de tres de sus antecesores: José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar y Felipe González. Solo  ha faltado en la histórica fotografía Adolfo Suárez, enfermo hace años, pero sí que estaba su hijo Adolfo Suárez Illana.

La banda anunció el pasado 20 de octubre que renunciaba a la violencia."Siempre podréis contar con la República francesa para erradicar" el terrorismo, le ha garantizado al Monarca. Sarkozy ha asegurado durante el acto celebrado en el Palacio Real que su pensamiento está hoy con las "numerosas víctimas de decenios" de violencia de ETA,  esas "mujeres que han perdido a sus maridos y padres que han perdido a sus hijos". La banda terrorista ha asesinado a 829 personas.

Por otra parte, la economía monopolizó la primera rueda de prensa del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, quien ha comparecido acompañado de Sarkozy.

Sarkozy ha respaldado a España para que mantenga a su representante en el consejo del Banco Central Europeo (BCE). "Francia apoya con todas sus fuerzas que España mantenga un puesto", ha dicho.

El Presidente francés se ha negado a responder a una pregunta sobre si considera un fracaso la rebaja de la calificación de la deuda soberana que la agencia Standard & Poor's anunció el viernes. Sarkozy ha declarado que las agencias de calificación no deben dirigir la política económica de un gran país. "No tengo intención de tener en cuenta lo que dicen [las agencias]", ha advertido. "Debemos reducir nuestro déficit, reducir los gastos, mejorar la competitividad". "No nos volvamos locos porque una agencia ha hecho un comentario u otro", ha instado y ha pedido a todos los implicados que "mantengan la sangre fría".